Móvil: 54600040

Consejos para encontrar la casa perfecta para ti

Encontrar la casa perfecta es una tarea difícil, pero no imposible. Lo único que debes hacer es no perder de vista algunos puntos esenciales.

Finalmente ha llegado el momento de escoger tu nuevo hogar. Al principio, todo va de maravilla, pero de pronto te empiezas a sentir abrumado por toda la información. Cada uno de tus amigos y familiares te da una opinión diferente, has visitado más proyectos inmobiliarios que en toda tu vida, y los bancos te llaman por teléfono todos los días para que adquieras tu crédito con ellos.

 

Por si fuera poco, tu trabajo y tu vida personal te tiene tan ocupado que apenas puedes dedicar tiempo a la búsqueda de casa. Lo único que quieres es terminar ¡ya! ¿Te identificas? Date un respiro. Tener la cabeza en tantos lugares puede provocar que pierdas de vista lo que realmente necesitas de tu nuevo hogar.

 

Encontrando la casa perfecta para ti

 

Si este es tu caso, hemos preparado para ti una serie de consejos y puntos importantes que debes tener muy presentes a la hora de buscar tu casa. Toma nota.

 

  • Que esté cerca de tu trabajo. Si crees que tu horario de trabajo es restrictivo, ahora imagina tener que salir con dos horas de anticipación sólo para poder llegar. Para que esto no te pase, procura que tu nueva casa esté cerca de tu lugar de trabajo, o de algún transporte o vía que te permita llegar fácilmente. Esto te ahorrará pérdidas de tiempo y muchos dolores de cabeza, y podrás dedicarte a las cosas que verdaderamente importan, como tu familia y el bienestar personal.
  • La proximidad con escuelas y hospitales. La mejor escuela es la más cercana, tus hijos no necesitarán madrugar todos los días y rendirán mucho más en sus estudios; si hay algún colegio que desees en específico, entonces busca por la zona. Por otro lado, contar con hospitales o centros de salud cercanos, brinda seguridad en caso de algún percance, especialmente en momentos donde cada segundo cuenta. Desde luego, esperamos que nunca sea necesario, pero más vale prevenir.
  • Servicios públicos. Comenta con los vecinos la frecuencia de recolección de basura, el alumbrado público y la calidad de la infrastrucutra. ¿El agua se agota con regularidad? ¿Hay muchos apagones en la zona? ¿Las calles se inundan? ¿Hay seguridad por las noches? No tengas miedo de preguntar todas tus inquietudes, después de todo se trata de tu próximo hogar y es mejor que no te lleves sorpresas desagradables. Además, procura que haya tiendas y mercados próximos, para que puedas satisfacer tus necesidades sin recorrer grandes distancias.
  • Tamaño adecuado. Asegúrate de que el tamaño de tu casa sea suficiente para el número de personas que vayan a habitarla. Toma en cuenta la cantidad de recámaras, baños, los espacios compartidos, y si la casa tiene posibilidades para ampliaciones en un futuro. Y no sólo eso, revisa que los clósets sean amplios, que todos los utensilios quepan en la cocina, si hay alguna bodega, y si el patio de servicio tiene espacio para lavadora, o si tu mascota tendrá formas de transitar sin problema. En fin, tómate tu tiempo para revisar la casa minuciosamente.
  • Cada detalle cuenta. Muchos nuevos dueños no tienen el cuidado de fijarse en los acabados, en las puertas, los zócalos, el piso, la pintura, los barandales e incluso los materiales de construcción. Observa atentamente todos estos detalles para evitar que te cuesten un dinero adicional más adelante. Cada uno de los espacios de la casa debe estar en condiciones óptimas para ser habitados.
  • Cercanía con tu familia. Obviando tu familia nuclear, el sentimiento de comunidad puede crecer más fácilmente si tienes familiares o amigos cerca de tu nuevo hogar. Con tus seres queridos alrededor, puedes organizar reuniones los fines de semana, visitarlos cuando quieras, responder a emergencias rápidamente, y hasta dejarles un juego de llaves de repuesto por si alguna vez olvidas las tuyas. Las ventajas son múltiples.
  • Transporte público. Procura que tu nuevo hogar esté cerca de estaciones de metro, autobuses o al menos un sitio de taxis. Mientras más conectada esté tu propiedad, mejor cotizada se encuentra. Además, esto te facilitará la movilidad dentro de tu ciudad, y será mucho más sencillo trasladarte a donde sea. Las vías de tránsito son igualmente importantes.
  • Lugares públicos. Otro de los factores primordiales al volverte propietario, es si la casa se encuentra cerca de parques, canchas deportivas, centros comerciales u otros lugares públicos de esparcimiento. Tener este tipo de espacios a unos cuantos pasos, te permitirá tener momentos de recreación con facilidad; hacer ejercicio, salir de compras, ir al cine, o simplemente poder pasear con tranquilidad por la zona, siempre es un plus muy deseable.
  • Los vecinos. Revisa si hay organizaciones vecinales, procura conocer cómo se llevan entre sí, e incluso si hay comités que se encarguen de la administración, la vigilancia y el mantenimiento. Busca que haya un sentido de comunidad en el lugar en el que vayas a vivir.

Aunque algunas de las recomendaciones pueden parecer obvias, a veces las olvidamos y son importantes para evaluar a conciencia las diferentes opciones. No tomes ninguna decisión a la ligera, recuerda priorizar, valorar las diferencias, estimar tus necesidades y, sobre todo, comparar antes de comprar para elegir de la mejor manera.


COMPARTIR: